Menú

martes, 21 de junio de 2016

Ramplonería

Añoro la finura
de aquellas personas
sabias, afables,
que antaño alumbraban,
cual viviente poesía,
y hoy acaso malviven
arrinconadas por la turba
insolente, envanecida.

¿Qué perdura
del aliento de Unamuno,
nuestro austero maestro,
sino esta infame tropa
de voces sordas
que solamente alardea,
que no arguye, pontifica,
sino esta honda ignorancia,
sino este griterío insufrible
que todo lo anega?

José Urbano © 2016

domingo, 22 de mayo de 2016

Llévame

Fuera de mi vista,
fealdad del que envidia,
crueldad del mezquino
enmascarada con mil mentiras.
Fuera de mi vista,
vanidad de los imbéciles,
ferocidad de los cobardes,
frivolidad de los banales.

Llévame sigiloso,
oh prolífico silencio,
al susurro de mi musa,
a su risa, mi música.
Póstrame humilde
en su cálido regazo
y que su tierna voz
dulcifique mi congoja.

José Urbano © 2016

viernes, 20 de mayo de 2016

Nostalgia

Cuando recuerdo tus ojos
añoro aquellos días, 
lúcidos, vivos de poesía.
Cuando recuerdo tus manos, 
largas y gráciles,
la sangre bullente me trepa
de los pies a la garganta
en catalana danza,
andaluza y mora.
Cuando recuerdo tu talle,
fino y sinuoso,
enhiesta palmera
de tez melada,
que abraza la brisa almizclada
por las vides aledañas,
se me agolpa en el costado
esta pena de once siglos,
el mudo clamor del olvido.
José Urbano © 2016