Menú

jueves, 3 de marzo de 2016

Lunático

Por alguna mágica razón
yerro estrepitosamente
en cada situación práctica.
En cambio, sí manejo mejor
las risas de la luna
y el baile de las brisas.
Les hablo, con metáforas,
al gato y a los vientos
y me hablan, en su lengua,
hasta las sinuosas dunas.

Por alguna increíble razón
malogro neciamente
cada sazón tangible.
En cambio, sí manejo mejor
el fluir vagaroso
y el revoloteo de las golondrinas.
Escancio tiernas espumas 
de color perla y púrpura,
inexpugnable confín
de mi sentir borrascoso.

Por alguna peregrina razón
desbarato dolorosamente
todos mis lances de Amor.
En cambio, sí manejo mejor
esta inseparable tristeza,
el desamparo y la desolación.
Mas llevo a gala las suturas
de las tiernas batallas
entre abrojos y azahares,
libradas todas con nobleza.

Quién me mandaría a mí
bajar a la inmunda arena
donde se dirimen las miserias,
en lugar de libar
las perpetuas mieles del primor,
en lugar de vibrar
con cada chispa de su albor,
con cada tropo de su voz,
pudorosamente esbozado con carmín
en ondulantes nimbos de alcanfor.

José Urbano © 2015

No hay comentarios: